Posicionando la marca

En este post muestro uno de mis trabajos al frente de la agencia de marketing seotec. Desde el inicio me destinaron al frente de la marca. Era una empresa muy joven y aún no le habían dedicado la atención suficiente. Es cierto que cuando creas una empresa, startup o negocio local de servicios, dedicas los dos primeros años todo tu tiempo a  realizar acciones para tus clientes y olvidas un poco cuidar tu propia marca, “en casa del herrero cuchillo de palo” que se dice.

BRANDING

Es por eso que mi primer cometido fue realizar el estudio de posicionamiento de marca, branding. Realizar una investigación estratégica y valorar la situación de la empresa con un análisis interno y externo que me diera las claves para identificar los ejes de posicionamiento, vislumbrar los elementos intangibles subyacentes, marcar objetivos  y definir las medidas de acción.

Un trabajo apasionante en el que tiene que estar implicada toda la compañía y en el que la muestra de confianza que te ofrecen es, sin lugar a duda, un buen comienzo.

“La situación en el Mercado actual nos da la clave para tomar grandes decisiones que aporten el valor que nuestros clientes necesitan”

De esta manera buscamos la diferenciación, creando un valor único que esté orientado totalmente al cliente con el objetivo de ocupar un lugar único en la mente del consumidor.

Objetivos

Los objetivos que se pretenden conseguir al definir  un posicionamiento son:

  • Diferenciarse de la competencia, de manera que pueda ocupar un espacio en la mente del consumidor y pueda ser competitivo en el mercado
  • Crear un valor único que se ajuste a las necesidades del cliente. De esta manera la empresa obtiene la dirección hacia la cual se reorientan todas las acciones estratégicas de la empresa

Investigación estratégica y ejes de posicionamiento

Para poder encontrar un lugar diferenciador en el mercado lo primero que hay que hacer es una investigación estratégica, donde  conocer todos los aspectos externos e internos y poder comenzar a construir en base a una realidad.

Así en un primer análisis interno se puede ver la empresa desde dentro, “quienes somos”, “quiénes queremos ser”, “el origen de la marca”, “nuestro público objetivo”. Esta es una primera fase de introspección desde dónde proyectar todo el trabajo.

Una vez realizada la mirada hacia dentro se debe realizar un análisis externo donde se detalle el estudio de la competencia y el análisis de los clientes. Así se determinará el posicionamiento en el mercado y se discriminan los ejes de posicionamiento.

En este recorrido se perfilan los ejes de posicionamiento desde donde crear ese valor único dirigido a nuestro cliente.

Acciones

En base a este trabajo diferenciador, se plantean una serie de acciones iniciales  desde la consecución de objetivos tales como el reconocimiento de marca, la vinculación con el cliente o la mejora en la comunicación.

Las líneas de acción que se desarrollan en la empresa a partir de ahora estarán vinculadas a  este eje de posicionamiento y formarán parte del nuevo plan de marketing de la empresa.

Todo esto lo incluyo en mi participación en el libro “Hacia el Emprendizaje”. Startups y expertos reconocidos en diferentes áreas del emprendimiento mostramos nuestras experiencias y conocimiento para ayudar a nuevos emprendedores que estén pensando en desarrollar su idea de negocio en Internet.